EL HIJO DE DIOS VINO PARA ACABAR CON LAS OBRAS DEL MALIGNO

1 JUAN 3:8

Para nosotros este fragmento de la Biblia adquiere estos días de Navidad un significado muy especial porque celebramos y recordamos que Dios, el Creador y Sustentador de todo el Universo, decidió intervenir en la historia de los seres humanos y hacerlo para nuestro bien.

Nos damos cuenta que este mundo y esta humanidad presente no tienen nada que ver con lo que Dios pensó y diseñó. Lo que vemos y experimentamos es la obra del maligno y precisamente para eso Jesús nació y murió, para deshacer todo esto y permitir que toda la creación, incluidos tú y nosotros, seamos aquello que Él pensó.

Te deseamos FELIZ NAVIDAD.
Te deseamos que la vivas de forma diferente.
Te deseamos que lo hagas como un agente de restauración y en estos días te unas a Jesús en su tarea.

Con amor
FÉLIX Y SARA