COSMOGONÍAS V

¡A DESCANSAR!

GÉNESIS 2:1-4

El cielo y la tierra, y todo lo que hay en ellos, quedaron terminados. El séptimo día terminó Dios lo que había hecho, y descansó. Entonces bendijo el séptimo día y lo declaró día sagrado, porque en ese día descansó de todo su trabajo de creación.Ésta es la historia de la creación del cielo y de la tierra.


Aquí finaliza lo que es conocido como el primer relato de la creación y lo hace introduciendo un concepto muy importante, el del descanso después del trabajo. El mismo Dios descansa después de todo el proceso creativo y declara ese día de descanso como sagrado.

El concepto y la necesidad del descanso y su carácter especial nos vienen dados por el Señor mismo y, por tanto, es algo que necesitamos meditar y considerar. A diferencia de Él, quien no se desgastó por haber llevado a cabo la creación, nosotros si que nos desgastamos física, mental, emocional y espiritualmente como consecuencia de nuestro trabajo, y lo que para el Señor fue un cesar la actividad y contemplar con satisfacción y plenitud los logros conseguidos, para nosotros se vuelve una necesidad imperiosa para poder continuar teniendo calidad de vida.

Ahora bien, en mi comprensión del día de reposo, no se trata de sustituir el agobiante ritmo de trabajo que nos impone la vida contemporánea por el no menos, en ocasiones, vértigo que nos marcan muchas entidades eclesiásticas que saturan el día con actividades y más actividades de índole religiosa.

Entiendo el día de reposo como la ocasión que cada siete días el Señor nos da de pararnos -un lujo en este mundo de producción, eficacia y resultados- y reflexionar sobre nuestra vida y acerca de cómo vivimos. Clarificar nuestros valores, nuestras prioridades, nuestras lealtades y rectificar si así fuera preciso y necesario.

Visto desde esta perspectiva el día de reposo se convierte en un encuentro con Dios que da luz sobre nuestra propia vida y nos permite encontrarnos con nosotros mismos y la forma en que vivimos para asegurarnos que nos alineamos con el Señor y su forma de entender el mundo y la vida.


UN PRINCIPIO

EL DÍA DE REPOSO ES UNA OPORTUNIDAD PARA REFLEXIONAR Y EXAMINAR NUESTRA VIDA

UNA PREGUNTA

¿QUÉ SENTIDO TIENE EN TU VIDA EL DÍA DE REPOSO?