ALIANZA

GÉNESIS 9:1-17

Y Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: "Sean fecundos y multiplíquense, y llenen la tierra. "El temor y el terror de ustedes estarán sobre todos los animales de la tierra, sobre todas las aves del cielo, en todo lo que se arrastra sobre el suelo, y en todos los peces del mar. En su mano son todos entregados. "Todo lo que se mueve y tiene vida les será para alimento. Todo lo doy a ustedes como les di la hierba verde. "Pero carne con su vida, es decir, con su sangre, no comerán. "De la sangre de ustedes, de la vida de ustedes, ciertamente pediré cuenta: a cualquier animal, y a cualquier hombre, pediré cuenta; de cada hombre pediré cuenta de la vida de un ser humano. "El que derrame sangre de hombre, Por el hombre su sangre será derramada, Porque a imagen de Dios Hizo El al hombre. "En cuanto a ustedes, sean fecundos y multiplíquense. Pueblen en abundancia la tierra y multiplíquense en ella." Entonces Dios habló a Noé y a sus hijos que estaban con él y les dijo: "Miren, Yo establezco Mi pacto con ustedes, y con su descendencia después de ustedes, y con todo ser viviente que está con ustedes: aves, ganados y todos los animales de la tierra que están con ustedes, todos los que han salido del arca, todos los animales de la tierra. "Yo establezco Mi pacto con ustedes, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne (todo ser viviente) por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra." También dijo Dios: "Esta es la señal del pacto que Yo hago con ustedes y todo ser viviente que está con ustedes, por todas las generaciones: "Pongo Mi arco en las nubes y será por señal de Mi pacto con la tierra. "Y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el arco en las nubes, y me acordaré de Mi pacto, con ustedes y con todo ser viviente de toda carne. Nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne. "Cuando el arco esté en las nubes, lo miraré para acordarme del pacto eterno entre Dios y todo ser viviente de toda carne que está sobre la tierra." Y dijo Dios a Noé: "Esta es la señal del pacto que Yo he establecido con toda carne que está sobre la tierra."-Genesis 9:1-17 

Los pasajes de Génesis son bien conocidos por todos nosotros y, por tanto, mi intención es, una vez más, centrarme en aquellos detalles que más nos puedan ayudar a vivir hoy en día como seguidores de Jesús.

Noé y su familia, como Adán y Eva en su día, reciben la responsabilidad de parte del Señor del cuidado de toda la creación. El ser humano es responsable ante el Creador de todo lo creado y ante Él deberá rendir cuentas. Pero vale la pena notar que, a diferencia con el pacto hecho con Adán y Eva, aquí se pone un especial énfasis en la responsabilidad que todos los seres humanos tenemos hacia la vida de otros seres humanos.

Creo que este matiz es tremendamente importante. Por alguna razón Caín no se sintió responsable de la suerte de su hermano Abel. En este punto de la cosmogonía el Señor hace directamente responsable al ser humano por la vida y la suerte de su hermano. Al haber roto el pecado las relaciones entre los seres humanos, como ya hemos visto, la necesidad de responsabilidad se hace patente y necesaria y Dios la introduce en su pacto con la humanidad.

La enseñanza es clara para todos nosotros. Ante el Señor no soy, únicamente, responsable de mi vida ante Él, también lo soy de la vida de mis hermanos. Así pues, el Señor establece una doble rendición de cuentas, por mi propia vida y por la de mi prójimo.

UN PRINCIPIO
DOBLE RESPONSABILIDAD, POR MI VIDA Y LA DE MI PRÓJIMO

UNA PREGUNTA
¿HASTA QUE PUNTO TIENES INTEGRADA ESTA DOBLE RESPONSABILIDAD EN TU VIDA?