LA CONSTRUCCIÓN DEL ARCA

GÉNESIS 6: 9-22

Ésta es la historia de Noé.

Noé era un hombre muy bueno, que siempre obedecía a Dios. Entre los hombres de su tiempo, sólo él vivía de acuerdo con la voluntad de Dios. 10 Noé tuvo tres hijos, que fueron Sem, Cam y Jafet.

11 Para Dios, la tierra estaba llena de maldad y violencia, 12 pues toda la gente se había pervertido. Al ver Dios que había tanta maldad en la tierra, 13 le dijo a Noé: «He decidido terminar con toda la gente. Por su culpa hay mucha violencia en el mundo, así que voy a destruirlos a ellos y al mundo entero. 14 Construye una barca de madera resinosa, haz cuartos en ella, y tapa con brea todas las rendijas de la barca por dentro y por fuera, para que no le entre agua. 15 Haz la barca de estas medidas: ciento treinta y cinco metros de largo, veintidós metros y medio de ancho, y trece metros y medio de alto. 16 Hazla de tres pisos, con una ventana como a medio metro del techo, y con una puerta en uno de los lados. 17 Yo voy a mandar un diluvio que inundará la tierra y destruirá todo lo que tiene vida en todas partes del mundo. Todo lo que hay en la tierra morirá. 18 Pero contigo estableceré mi alianza, y en la barca entrarán tus hijos, tu esposa, tus nueras y tú. 19 También llevarás a la barca un macho y una hembra de todos los animales que hay en el mundo, para que queden con vida igual que tú. 20 Contigo entrarán en la barca dos animales de cada clase: tanto de las aves y animales domésticos, como de los que se arrastran por el suelo, para que puedan seguir viviendo.21 Junta además toda clase de alimentos y guárdalos, para que tú y los animales tengan qué comer.»

22 Y Noé hizo todo tal como Dios se lo había ordenado.

 

El mismo texto comienza indicando que nos adentramos en la historia de Noé, la primera de las grandes sagas que aparecen en el libro de Génesis. Al leer el pasaje veo tres puntos de atención: la humanidad, Noé y el Señor.

En cuanto a la humanidad se nos vuelve a insistir en el aumento de la violencia y la corrupción hasta tal punto que Dios decidió que aquello había que pararlo.

De Noé se insiste en su caminar con el Señor, justo y honrado entre sus contemporáneos, indica mi versión, muy bueno y que siempre obedecía a Dios. La Palabra remarca el hecho importante de que se trataba de alguien excepcional en su forma de ser y que eso contrastaba con el resto de la gente de su tiempo. De hecho, cuando recibió el incomprensible encargo de la construcción del arca se dice de él que, hizo exactamente todo lo que Dios le había ordenado. Pienso también en lo que Génesis no dice de Noé pero que, sin duda, sucedió. Durante probablemente varios años estuvo trabajando en la construcción de la famosa arca y debió de ser un impacto para sus vecinos y la gente en medio de la cual vivía. Puedo pensar en el cachondeo y burla que debió de experimentar por el hecho de tratar de ser fiel y obediente a lo que Dios le pedía, especialmente, cuando aquello que le pedía parecía carecer de todo sentido y razón. Veo a Noe viviendo contra corriente, no sólo con su estilo de vida tal y como ha sido caracterizado, sino también en su obediencia al mandato de Dios que representaba un reto y una invitación al cambio para sus conciudadanos.

Finalmente el Señor. En medio de un juicio, sin duda merecido, siempre muestra misericordia hacia el ser humano. De hecho, a través de las páginas de las Escrituras siempre vemos, lo que podríamos decir, una pauta: --> maldad humana --> juicio --> misericordia en medio del mismo. Dios hace un pacto con Noé y, por medio del mismo, su familia y así todo el genero humano y los animales, son salvados y preservados de la destrucción.

 

UN PRINCIPIO

LLAMADOS A SER TESTIGOS SOLITARIOS EN UN MUNDO QUE VIVE AL MARGEN DE DIOS

UNA PREGUNTA

¿EN QUÉ MODO TU ESTILO DE VIDA ES UN TESTIMONIO A TU GENERACIÓN?