NECEDAD Y SABIDURÍA II

SABIDURÍA NO RECONOCIDA

ECLESIASTÉS 9:13-18

13 También he visto en este mundo algo que me parece encerrar una gran enseñanza: 14 una ciudad pequeña, con pocos habitantes, es atacada por un rey poderoso que levanta alrededor de ella una gran maquinaria de ataque. 15 Y en la ciudad vive un hombre pobre, pero sabio, que con su sabiduría podría salvar a la ciudad, ¡y nadie se acuerda de él!

16 Sin embargo, yo afirmo que vale más ser sabio que valiente, aun cuando la sabiduría del hombre pobre no sea tomada en cuenta ni se preste atención a lo que dice.

17 Más se oyen las palabras tranquilas de los sabios
que el griterío del rey de los necios.
18 Vale más la sabiduría
que las armas de guerra.

Un solo error
causa grandes destrozos.


El escritor hace una observación acerca de la importancia de la sabiduría, sin embargo, también reconoce que, a pesar de su valor, no siempre es reconocida. En ocasiones, no lo es debido a quién la posee. Según estos versículos cuando el sabio es humilde hay más posibilidades que sea despreciado, ignorado y no valorado su consejo y su aportación, a pesar, de que la solución podría venir perfectamente de él. En otras ocasiones, por la falta de humildad -en este caso el rey- de aquellos que deberían escuchar el consejo. Sus gritos, su prepotencia, pueden acallar los susurros del sabio.

Para mí la enseñanza de este pasaje consistía en darme cuenta que no siempre hago caso a aquellos que tengo plena conciencia que es bueno. Puedo reconocer la bondad, la sabiduría, lo correcto y lo incorrecto pero... lamentablemente, no siempre me inclino hacia donde debería. Pienso que esto es explicable, que no justificable, por cómo el pecado ha distorsionado mi persona y mi capacidad volitiva. El pecado ha afectado, digámoslo así, mi genoma espiritual produciendo una terrible inclinación hacia el mal, que sólo el seguimiento de Jesús poco a poco va restaurado.

UN PRINCIPIO

El pecado afecta nuestra capacidad de escoger el bien.

UNA PREGUNTA

¿En qué áreas de tu vida optas en contra de la sabiduría?