VIDA BAJO EL SOL IV
LAS DIFICULTADES Y COMPAÑEROS DE LA VIDA IV
ECLESIASTÉS 4: 13-16

13 Por otra parte, más vale el joven pobre pero sabio que el rey viejo pero necio, porque éste ya no admite consejos. 14Aunque el joven que luego reinará en lugar de ese rey haya llegado de la cárcel al trono, o haya subido de la pobreza al reinado, he visto a la gente de este mundo darle su apoyo. 16Y aunque es incontable el pueblo sobre el cual reinará, ni a ellos ni a sus descendientes los dejará contentos. Y también esto es vana ilusión y querer atrapar el viento.


Es un pasaje extraño pero está en la Biblia y hay que trabajar con él. En la Biblia, como en muchos pueblos, todavía en la actualidad, la sabiduría acompañaba y era patrimonio de los viejos, de las personas de edad avanzada. Sabiduría y vejez acostumbraban a ser sinónimos. Sin embargo, aquí el autor de Eclesiastés nos habla de un rey que es viejo y es necio y la razón de su necedad es haber dejado de escuchar consejos.

Al leerlo pensaba en la importancia que para mi vida y la vida de cualquier persona es tener a nuestro alrededor gente que nos ame y nos de la retroalimentación y el consejo que necesitamos aunque, en ocasiones, ni una cosa ni la otra puedan llegar a gustarnos.

No tener este tipo de personas a nuestro alrededor es una desgracia pero, aún más, es tenerlas y no saber apreciar o seguir su consejo.


UN PRINCIPIO

La importancia de tener a nuestro alrededor gente que nos de retroalimentación-

UNA PREGUNTA

¿Quién desempeña esta función en tu vida?