Todos quedaban impresionados por sus enseñanzas, porque les enseñaba con verdadera autoridad y no como los maestros de la Ley. Marcos 1:22 Los maestros de la Ley eran personas increíblemente versadas en el conocimiento de las Escrituras, es decir, del Antiguo Testamento. Se lo conocían de comienzo a fin, lo leían, meditaban y memorizaban y me dejarían en ridículo si intentara competir con ellos a ver quién sabría más de...

Leer Mas →